"Con el díptico como herramienta estética y narrativa, se nos va desvelando una vida -por lo demás larga e intensa-, al tiempo que tiende puentes entre el ayer y el hoy. Por ellos va cruzando (deprisa y despacio, joven y vieja, siempre hermosa) una mujer. Las imágenes rompen sus fisuras, dulcifican esa grieta que las separa y las une".
Susana Gómez Redondo